¿Año nuevo vida nueva? No para muchos que han visto como su comienzo de año se ha convertido en una pesadilla al ser víctimas de unos robos, en algunos casos con una violencia extrema. En Barcelona ha habido dos: uno lo ha sufrido una pareja joven y el protagonista del segundo ha sido un taxista.

Le robaron con violencia, pero consiguió detenerlos

Este robo tuvo lugar el día 1 de enero, cuando dos hombres de 25 años, de nacionalidad francesa, detuvieron un taxi y comenzaron a hacer algunas preguntas que carecían de sentido, con el objetivo de distraer la atención del taxista. Dado que el conductor no les hacía mucho caso, uno de los hombres le dio un puñetazo en la cara al taxista mientras que el otro le robaba 135 euros, además de un móvil valorado en 1.150 euros.

Una vez recuperado el golpe, el taxista los buscó con su coche y al reconocerlos atravesó la calle con el taxi, bajo y los paro. En ese momento, cuatro agentes de la Brigada Móvil de los Mossos, se dieron cuenta del vehículo que atravesaba la mitad de la calle y es cuando se percataron que el taxista pedía ayuda.

Dos franceses roban a un taxista el 1 de enero

Los agentes se dieron cuenta de que uno de los ladrones se desprendía del móvil robado, mientras que su compañero seguía peleándose con el taxista. Tras haberlos retenido, les requisaron una gran cantidad de billetes, muchos de ellos falsos, un puño americano, una cadena y los detuvieron con un presunto delito de robo con violencia del que muy presuntamente salgan impunes.

Este es otro de los tantos robos que han tenido lugar nada más comenzar el año y que ha convertido el año nuevo de 2017 en un completo infierno, dando que pensar mucho sobre la seguridad y el control por parte de los agentes de la ley de los ladrones y la dureza del sistema judicial.

Dejar respuesta