El estrés es un enemigo al que todo el mundo intenta combatir, pero no siempre es posible. Entre las principales causas del estrés se encuentra el trabajo. Pero, ¿qué puede ocasionar sufrir de mucho estrés?

Mucho estrés acaba con las defensas de nuestro sistema inmunológico

Aunque muchos no lo crean, el sufrir de mucho estrés en el trabajo acaba afectado al sistema inmunológico y provoca que nos sintamos débiles y cansados. ¿Cuáles son los motivos?

El estrés laboral, uno de los responsables de las defensas bajas

  • Pensar solo en el trabajo: Si cuando ya se ha terminado tu jornada laboral no haces más que pensar en el trabajo que tienes que hacer el día siguiente, esto te provocará ansiedad y cada vez notarás la cabeza más y más cargada. Necesitas relajarte fuera del trabajo, estar con la familia y divertirte para despejar la mente.
  • Dormirás poco y tu cuerpo no descansará: Aunque algunos expertos aseguran que para estar totalmente descansados el cuerpo humano solo necesita dormir una media hora, por las noches necesitas un mayor reposo para levantarte al día siguiente con fuerzas para afrontar el día. Te ayuda a olvidarte del estrés diario. No obstante, si el trabajo está en tu mente las 24 horas del día no harás más que pensar en el él y acabarás durmiendo muy poco, lo que te hará sentirte cansado y vulnerable.
  • Las defensas no viven solo de las vitaminas: ¿Crees que tu sistema inmunológico se regenera solo gracias a las vitaminas? Para nada, el descanso también es importante. El estar sometido a mucha presión, que es lo que te producirá el estrés, acaba haciendo que te notes furioso y enfadado, y esto va a afectando a tus defensas. Poco a poco, sin que te des cuenta, las células de tu cerebro se van dañando hasta quedar completamente destruidas.

No te tomes a broma al estrés, ya que puede hacerte bajar las defensas. No es que vayas a pillar un simple resfriado por estar enfermo. No, es algo más, pues podrías acabar sufriendo una enfermedad seria, como el cáncer o una arritmia cardíaca.

Aparte de descansar adecuadamente deberías tomar otras medidas para hacer que tu cuerpo se mantenga sano. ¿Qué puedes hacer para relajarte? Existen algunas actividades muy prácticas como pintar dibujos de mandalas o bien puedes hacer un poco de ejercicio para reducir tu enfado. Bailar, cantar, apuntarte a alguna actividad física que requiera de mucha energía como Body Combat. Cualquiera de estas actividades te ayudará a olvidarte del trabajo y a mantener tu cuerpo sano y fuerte.