Emma Watson es una de las actrices mejor valoradas de esta década, especialmente tras su papel de Hermione Grenger en la saga cinematográfica Harry Potter. Este año se estrenará en los cines la nueva adaptación, esta vez en imagen real, de la Bella y la Bestia, en la que la actriz dará vida a Bella. Pero, ¿por qué escogió este papel?

Se siente mucho más identificada con este personaje

En una entrevista a la revista Total Film, la actriz reveló que rechazó hace poco más de dos años el papel protagonista en la nueva adaptación de La Cenicienta que Walt Disney estrenó en los cines en el año 2015. En aquel momento no sabía que le ofrecería hacer de Bella en esta historia.

El motivo por el que rechazó el papel de La Cenicienta, que al final fue hecho por Lily James, fue porque no se sentía identificada con el personaje de La Cenicienta. Pero cuando le ofrecieron ser Bella, dijo que si inmediatamente puesto que el personaje le parece que es “un modelo a seguir” y porque “cuando me ofrecieron ser Bella, sentí que el personaje resonaba en mí mucho más que la Cenicienta”.

Emma Watson aceptó ser Bella por todo lo que representa

Según la actriz, el personaje de Bella es curioso, compasivo y de mente abierta, y esa es la clase de mujer que le gustaría encarnar como un modelo a seguir. También señala que el personaje desafía el status quo del lugar en el que vivo, y que por eso lo encontró aspirador. Es un personaje que se las arregla para mantener su integridad y tener un punto de vista totalmente independiente.

Ahora, para aceptar el papel la actriz puso una condición, y es que el guión y el papel se elaboración en colaboración con ella y el director, Bill Condon. Entre los cambios que se han realizado, en esta adaptación Bella es inventora, al igual que su padre, además se modificó el vestuario clásico de Bella.

Dejar respuesta