La tecnología de las impresoras 3D es prácticamente reciente. No obstante, en pocos años, diferentes sectores ya le han encontrado increíbles usos en el campo de la medicina, en el ámbito doméstico e incluso en la gastronomía. Por lo que no sorprende el aumento de las ventas.

Un increíble aumento de ventas en el último año

Según informa la consultora Context en un informe, en los tres primeros trimestres del año 2016 las ventas de impresoras 3D han crecido ni más ni menos que en un 25%. Entre otras razones, apunta la consultora, se debe a la baja de precios de estos equipos, especialmente en los modelos de sobremesa.

Entre enero y septiembre del año pasado se lanzaron al mercado 217.000 equipos, de las cuáles un 96% eran impresoras de sobremesa, con un precio por debajo de los 1.000 dólares. La gama baja de estas impresoras crecieron un 27% en ventas, mientras que las industriales cayeron en un 12%. De estas últimas, se comercializaron 7.726 unidades hasta septiembre, y supusieron un 78% de los ingresos totales.

Las ventas de impresoras 3D crece en un 25% durante el 2016

La firma taiwanesa XYZprintig ha sido la que más ventas ha tenido, con un 22% del total. Mattel, otra firma de impresoras 3D no entró finalmente en el mercado y quitando a Polaroid, no hubo grandes marcas electrónicas que decidieran entrar en este tipo de mercado. Si que se introdujo HP en el negocio de las impresoras 3D, lo que fue tota una gran sorpresa, aunque sus primeros modelos no fueron lanzadas hasta que el año ya casi estaba acabando y dado que sus impresoras son de modelo industrial, las ventas de las mismas son muy lentas.

Las impresoras 3D todavía no están muy introducidas en el ámbito doméstico, entre otras razones por su elevado precio. Pero si siguen creciendo, ¿es posible que la gente diga adiós a los cartuchos de tinta para imprimir con otros materiales?

Dejar respuesta